Rolls-Royce 103EX

Para los próximos 100 años, cada Rolls-Royce será una obra de arte única. Forma, tamaño y silueta: diseñar en una infinita gama de posibilidades.

Rolls-Royce 103EX es nuestro primer vehículo de visión e incorpora una de las infinitas posibilidades que le esperan. Un ícono personalizado para el futuro, que proporciona un santuario de calma en un mundo cada vez más veloz. El pináculo del viaje autónomo sin esfuerzo, deslizándose silenciosamente por las ciudades del mañana.

En un futuro en el que el transporte se mercantiliza, carente de belleza, espacio y forma, Rolls-Royce se distinguirá. Un faro de lujo que es claramente moderno, y aún brilla con un glamour atemporal.

Cada Rolls-Royce se diseñará menos como un automóvil, y más como una escultura individual hecha de una superficie sin costura. Las curvas fluidas cantan con calidez, romance y opulencia. Esta es una presencia que anuncia con orgullo su llegada y enciende su entrada con una alfombra roja personal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s